domingo, 5 de marzo de 2017

Los estudios, el mercado de trabajo y la distribución salarial (II)

1. Formación de la población española

¿Qué formación tiene la población española?


Considerando la población española de 16 y más años, el 61,34% tenía programas de formación básica, que se corresponden con las personas que a lo sumo han alcanzado la enseñanza secundaria obligatoria o el bachillerato.

El resto de la población tenía alguna especialidad, destacando el sector de estudios de enseñanza comercial y administración (7,97%), mecánica, electrónica y otra formación técnica (5,94%) y salud (4,38%).








2. Formación y mercado de trabajo

Según el nivel de formación, así será el empleo ... o desempleo



2.1. Tasa de actividad y formación

Cuando hablamos de tasa de actividad nos referimos a aquella población, mayor de 16 años, que está trabajando o buscando activamente un empleo.

El nivel de formación alcanzado y el sector de estudios de esta formación, son factores determinantes de la tasa de actividad de la población, tanto de su cuantía como de la distancia entre la tasa masculina y femenina.

La población de 16 y más años formada en periodismo e información presentó una tasa de actividad cercana al 90% en el año 2015, al igual que las personas formadas en informática y ciencias de la computación.

Por sexo, en nueve de los 24 niveles de formación analizados la tasa de actividad femenina fue superior a la masculina. Las mujeres especializadas en matemáticas y estadística alcanzaron una tasa de actividad del 89,85%. Y los hombres especializados en servicios sociales, del 90,89%.

Por el contrario, las personas con programas de formación básica presentaron tasas de actividad inferiores al 50%. En el caso de las mujeres, estas tasas se situaron en el 40,73%.







2.2. Tasa de empleo y formación

Cuando hablamos de tasa de empleo nos referimos a la proporción de personas que tienen empleo en relación a la población en edad de trabajar.

En 2015 las tasas de empleo rozaron el 80% en aquellas personas formadas en matemáticas y estadística. Las que habían estudiado informática tuvieron una tasa de empleo del 75,88% y las formadas en periodismo e información, del 74,54%.

Por el contrario, las personas con programas de formación básica alcanzaron la menor tasa de empleo, del 35,23%.






2.3. Tasa de desempleo y formación

Cuando hablamos de tasa de desempleo no referimos a la población que no tiene trabajo en relación al total de la población activa.

En cuanto al desempleo, las tasas de paro más elevadas se registraron en 2015 entre las personas que habían seguido programas de formación básica (28,18%).

Por el contrario, las tasas de paro más bajas se dieron entre las personas formadas en matemáticas y estadística (8,20%) y en derecho (9,58%).



FUENTE: EPA. Variables de submuestra Año 2015




3. Distribución salarial


Según el nivel de formación, así será la remuneración ...


3.1. Distribución salarial por nivel de formación

En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. El 41,6% de las personas con nivel de estudios bajo (a lo sumo han concluido la enseñanza obligatoria) tuvo en 2015 un sueldo inferior a 1.215,7 euros. En el caso de las personas con educación secundaria de segunda etapa o formación equivalente, el porcentaje con salarios bajos fue del 34,3%, mientras que en aquellas con estudios superiores el porcentaje alcanzó el 19,5%.

El 48,2% de los asalariados con titulación superior tuvo salarios en el tramo mayor en 2015 (ganó más de 2.136,7 euros al mes). Por su parte, el 21,4% de los que tenían estudios medios y el 10,9% con nivel de estudios bajos superó ese nivel salarial.







El salario medio percibido por los asalariados que como máximo tienen educación primaria se cifró en 1.365,4 euros, mientras que los que tienen estudios superiores tuvieron un salario medio de 2.408,2 euros.







3.2. Distribución salarial por tipo de contrato

Los contratados temporales tienen salarios más bajos que los indefinidos. El 49,7% de los asalariados con contrato temporal percibió un salario inferior a 1.215,7 euros en 2015, mientras que el porcentaje correspondiente de los asalariados indefinidos fue del 23,4%.

El porcentaje de asalariados con contrato indefinido que recibió salarios superiores a 2.136,7 euros fue del 36,4% frente al 11,3% de los asalariados con contrato temporal.





Los asalariados con contrato indefinido percibieron un salario medio bruto mensual de 2.090,2 euros en 2015. Por su parte, los de contrato temporal recibieron 1.314,5 euros.



3.3. Distribución salarial por rama de actividad

Las ramas de actividad con mayor peso relativo en los deciles salariales más altos (salarios superiores a 2.136,7 euros) fueron Actividades financieras y de seguros, (70,6%), Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (68,1%) y Educación (59,9%).

Los salarios medios más elevados se dieron en Actividades financieras y de seguros (3.479,7 euros), en Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3.461,4 euros) y en el sector de Información y Comunicaciones (2.815,9 euros).





3.4. Distribución salarial por naturaleza del empleador (privado o público)

En el sector privado los trabajadores que obtuvieron un salario de más de 2.136,7 euros en 2015 fueron un 22,4%, mientras que un 60,5% de los trabajadores del sector público estuvo en este tramo de ingresos. En el sector público están incluidos todas las Administraciones Públicas así como las empresas públicas y tanto los trabajadores adscritos a Mutualidades como los que cotizan a la Seguridad Social.

Esta mayor concentración de salarios elevados en el sector público viene determinada por el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores, el tipo de ocupación desempeñado, el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la mayor antigüedad.





El salario medio bruto en el sector público alcanzó los 2.586,2 euros en 2015, mientras que en el sector privado se situó en 1.720,0 euros.







FUENTE:
EPA. Decil de salarios del empleo principal 2015





Datos anteriores:

Los estudios, el mercado de trabajo y la distribución salarial








No hay comentarios:

Publicar un comentario